Traumatología

Las estructuras de la cara se encuentran sumamente expuestas a los traumatismos. Dependiendo del tipo de trauma, pueden presentarse desde laceraciones o lastimaduras en los tejidos blandos, fracturas o desplazamientos de los dientes, o fracturas de los maxilares o huesos de la cara.
Cuando esto ocurre, el cirujano bucomáxilofacial le solicitará, luego de su revisación clínica, estudios radiográficos o tomografías, a fin de certificar el diagnóstico.

Existen distintas posibilidades de tratamiento, dependiendo del tipo y localización de la fractura. La consulta precoz es importante, ya que permite iniciar un tratamiento en forma inmediata, lo cuál puede ser clave para asegurar el éxito, especialmente en algunos casos como pueden serlo las luxaciones dentarias.

Hay que tener en cuenta que el 90% de las piezas dentarias reimplantadas dentro de los 30 minutos funcionan sin complicaciones a distancia, en tanto que aquellas que se implantan pasadas las dos horas, el 95% de ellas muestran algun tipo de reabsorción radicular.