Cirugía ortognática

Correción de las Anomalías de desarrollo

En el proceso de crecimiento, los maxilares pueden desarrollarse en forma anómala, tanto con una disminución de tamaño o con un crecimiento exagerado. Estas anomalías, hacen que las piezas dentarias no logren contactar en forma correcta (las del maxilar superior con las del maxilar inferior).

Dado que la posición incorrecta de los dientes se debe en este caso a una desviación del crecimiento del maxilar que los sostiene, esta anomalía no puede tratarse exclusivamente con ortodoncia, sino que se lo debe hacer en forma combinada.

La ortodoncia prepara y alinea los dientes, y la cirugía ortognática coloca a los maxilares en la posición correcta. Hay que tener en cuenta que además de encontrarse los dientes en malposiciones, el aspecto estético resulta mayormente afectado.

Cuando estas anomalías son detectadas (usualmente en la adolescencia), se llevan a cabo una serie de estudios a fin de completar el diagnóstico, tales como Rx de cráneo, medidas angulares sobre las mismas (trazados cefalométricos), fotografías digitales y setup fotográficos (superimposición de las rx a la cara del paciente), modelos de estudios colocados en un articulador, etc. El contar con toda esta batería diagnóstica permite una determinación exacta de la anomalía, y posibilita realizar un prolijo plan de tratamiento para la resolución del problema en forma combinada: la ortodoncia alinea los dientes, y la cirugía alinea los maxilares.

Distracción Osteogénica

En la actualidad, algunas de las anomalías esqueletales debidas a la falta de desarrollo de los maxilares, pueden ser solucionadas mediante técnicas quirúrgicas muy avanzadas que permiten lograr el crecimiento óseo controlado y paulatino. De esta manera, correciones de malposiciones dentarias debidas a la falta de espacio, pueden realizarse sin necesidad de extracciones.

También las anomalías en sentido ánteroposterior tanto del maxilar superior como del inferior pueden solucionarse de esta forma. La determinación de qué técnica es conveniente para cada caso, surge de los estudios preoperatorios y debe ser evaluada en forma individual.

Apnea del sueño

En algunas oportunidades la falta de desarrollo del maxilar inferior, o su implantación posterior, origina una enfermedad denominada apnea del sueño. Esta se caracteriza por una falta de oxigenación parcial en algunos momentos de la noche.

Estas personas pueden ser detectadas a edades tempranas debido a su falta de concentración en el colegio, muchas veces se duermen en las clases, dado que durante la noche, se duerme pero no se llega a descansar. A mayor edad, las consultas suelen provenir de los cónyuges, quienes notan que la persona afectada ronca sonoramente, y en algunos momentos de la noche parece que se interrumpe su respiración.

Puede ser tan severa la afección, que incluso puede llevar a la muerte. Los estudios para su detección consisten en cefalogramas faríngeos que permiten estudiar la amplitud de la vía aérea superior; y la polisomnografía, que consiste en monitorear el sueño del paciente tomando las medidas de la oxigenación de los tejidos.
A partir de la detección del problema, se cuenta con una serie de tratamientos, que van desde la utilización del oxígeno durante las noches, hasta la corrección por vía quirúrgica de amplitud de la vía aérea superior.

Para mayor información, puede consultar la guía para pacientes.