Instructivo de Cirugía Ortognática

Disfrute de los beneficios de la Cirugía Ortognática

La cirugía ortognática lleva sus dientes y maxilares a una posición y relación balanceada, funcional y saludable.
No solo podrá morder normalmente, sino que podrá masticar como nunca lo ha hecho hasta el momento. En la misma medida mejorarán su fonación y su apariencia.
Los resultados de la cirugía ortognática pueden tener un dramático y positivo efecto en muchos aspectos de su vida.

¿Qué es la Cirugía Ortognática?

La cirugía ortognática es a veces llamada “Ortodoncia Quirúrgica”, porque así como el ortodoncista alínea los dientes, el cirujano bucomáxilofacial utiliza la cirugía ortognática para reposicionar uno o ambos maxilares.
Así como “ortodoncia” significa dientes derechos, “ortognática” significa maxilares derechos.

En efecto, como la alineación de los maxilares se lleva a cabo conjuntamente con la alineación dentaria, la cirugía ortognática es llevada a cabo por un equipo, en el que el ortodoncista es el encargado de colocar los dientes en posición correcta, y el cirujano hace otro tanto con los maxilares.
El objetivo de la cirugía ortognática es la corrección de un amplio rango de irregularidades en la posición de los maxilares, y sus beneficios incluyen una mejoría en la masticación, fonación, respiración, y en la mayoría de los casos en la apariencia física.

¿Quiénes necesitan Cirugía Ortognática?

Las personas que potencialmente pueden beneficiarse con la cirugía ortognática incluyen aquellos que muerden incorrectamente debido a que tienen los maxilares posicionados en forma incorrecta.

El proceso de crecimiento y desarrollo de los maxilares es lento y gradual, y en algunos casos ambos maxilares pueden crecer con diferentes velocidades, lo que a veces origina problemas que afectan la masticación, fonación, la apariencia estética, y a largo plazo la salud en general.
Algunas lesiones de la mandíbula en el momento del nacimiento también pueden producir defectos en la alineación de los maxilares. Los ortodoncistas corrigen problemas de mordida cuando los dientes están involucrados, y los cirujanos intervienen cuando se requiere completar el tratamiento anterior reposicionando las estructuras óseas.

Las siguientes son algunas de las condiciones que pueden indicar la necesidad de cirugía ortognática:

  • dificultad para la masticación
  • dificultad para la deglución
  • problemas de fonación
  • dolor crónico de la mandíbula
  • mordidas abiertas (espacio entre los dientes superiores e inferiores cuando la boca está cerrada)
  • apariencia facial desbalanceada
  • defectos faciales de nacimiento
  • mentón prominente o recesivo (atrasado)
  • mandíbula prominente o recesiva
  • maxilar superior prominente o recesivo
  • combinación de casos anteriores
  • Sonrisa gingival
  • imposibilidad de hacer que los labios se junten sin esfuerzo
  • respiración bucal crónica y boca seca
  • apnea de sueño (problemas de respiración cuando uno duerme)

Cuando estas patologías se presentan, se requiere de un tratamiento interdisciplinario, en el que intervienen el ortodoncista y el cirujano bucomáxilofacial, siendo en algunos casos necesaria la interconsulta y/o tratamiento con fonoaudiólogos, psicólogos, odontólogos generales y cirujanos plásticos.
A fin de lograr el diagnóstico para un correcto tratamiento, su caso deberá ser analizado por este equipo.

Evaluando si Ud. requiere Cirugía Ortognática

Ya señalamos que el ortodoncista es el encargado de alinear los dientes,calculando la futura posición de los mismos, luego que los maxilares sean colocados en posición, tarea de la cual es responsable el cirujano bucomáxilofacial.

Recuerde que su odontólogo general es el responsable de mantener su salud bucal durante y después del tratamiento.
Antes de intervenir, serán necesarias una serie de consultas a fin de evacuar sus dudas.
Debe tener en cuenta que su tratamiento incluye ortodoncia pre-quirúrgica, cirugía ortognática, y cicatrización post-quirúrgica, y que este proceso puede llevar de varios meses a dos años para completarse.

Usted debe estar preparado para adquirir ese compromiso a largo plazo para recibir los beneficios de la cirugía ortognática. En algunos casos será necesaria la consulta psicológica como parte del tratamiento.

Luego de la consulta inicial es necesario realizar una serie de exámenes tales como medidas faciales, fotografías, radiografías, impresiones dentales, etc.

Se realizará una historia clínica médica para evitar problemas de salud que puedan interferir con la cirugía o con la administración de la anestesia.
Si requiriese de algún tratamiento en ese sentido, será derivado al profesional idóneo.

Basado en los estudios citados, el equipo decidirá cuál es el tratamiento apropiado para su caso. Dependiendo de la complejidad de su problema, el tratamiento puede ir desde pequeños movimientos dentarios seguidos de la cirugía, hasta la corrección quirúrgica de
una sola parte de sus maxilares o la reposición completa de ambos en los tres planos del espacio.

Durante toda esta etapa de formulación del plan realice todas las preguntas que sean necesarias, a fin de poder decidir conjuntamente con el equipo el tratamiento que se adecua a su necesidad.

Algunas personas pueden considerar que cierto tipo de procedimientos adicionales pueden ayudarlos a mejorar su apariencia, tales como cirugía en los ojos, nariz, mentón o cuello.

Ud. puede discutir estos problemas con el cirujano y tratar su posible realización.

Pasos de la Cirugía Ortognática

1Ortodoncia Pre-quirúrgica
La ortodoncia pre-quirúrgica se encarga de mover los dientes a una nueva posición, de manera tal que estos coincidan perfectamente con sus antagonistas cuando los maxilares sean fijados en una correcta relación.
Durante esta fase que dura entre 6 y 18 meses, usted estará utilizando brackets en sus dientes (aparatos fijos de ortodoncia), y concurrirá periódicamente a su ortodoncista, quién irá ajustando la aparatología y evaluando la marcha de su tratamiento.
Si Ud. tiene algún diente retenido o si sus dientes se hallan demasiado apiñados, puede ser necesario la realización de alguna extracción dentaria para poder realizar el tratamiento en forma correcta.

Como sus dientes están siendo movidos a una posición en la que quedarán luego de la cirugía, usted puede notar que su mordida está empeorando durante esta fase del tratamiento.
Sin embargo, cuando el cirujano bucomáxilofacial alínee sus maxilares, los dientes estarán finalmente en una posición correcta.
Luego de la cirugía es común realizar algún tipo de pequeño movimiento dentario para darle un “toque fino” a su mordida.
Luego del retiro de su aparatología ortodóncica, será necesario que utilice algún tipo de “contención dentaria”. (pequeño aparato de uso nocturno).

2Registros Pre-Quirúrgicos
Cuando su tratamiento ortodóncico pre-quirúrgico está a punto de finalizar, se realizará la preparación final para el procedimiento quirúrgico.
El ortodoncista y el cirujano le solicitarán nuevas radiografías, tomará moldes de su boca a fin de simular la cirugía a realizar y así poder anticipar el resultado del procedimiento a utilizar.
Cuando el equipo determine que sus dientes están en una correcta posición pre-quirúrgica, se fijará la fecha para la cirugía.

3Preparación para la Cirugía Ortognática
La cirugía ortognática se lleva a cabo en un ámbito sanatorial con anestesia general.
Previo a la misma, se deberá realizar un examen físico para asegurarse que su salud se halla en buen estado.
Se le puede llegar a solicitar en algunos casos que prepare una auto-transfusión por si la misma fuera necesaria, así también como cierto suplemento dietario para que su cicatrización sea óptima luego de la cirugía.

En la mayoría de los casos, será admitido en el sanatorio el día de la cirugía.
El anestesiólogo lo visitará en su habitación, donde le podrá hacer cualquier pregunta relacionada con el proceso de la anestesia.
Además de la anestesia general, recibirá durante y después de la cirugía fluídos endovenosos, con medicación que previene la deshidratación y la infección, disminuyen la inflamación y dolor.
Es importante que Ud. le comunique al cirujano de antemano cualquier medicación o dieta que esté recibiendo.
Puede ser necesario que reciba alguna medicación pre-quirúrgica para disminuir la ansiedad.

4El Procedimiento Quirúrgico
La cirugía ortognática puede durar de una a varias horas, dependiendo del tipo de corrección que sea necesario realizar.
La mandíbula puede ser llevada en su totalidad hacia adelante o hacia atrás. De igual forma el maxilar superior puede moverse hacia adelante o atrás o bien hacia arriba o hacia abajo.

5Inmediatamente después de la Cirugía
Inmediatamente después de la cirugía, y estando ya despierto, usted será llevado a su habitación, donde será recibido por las enfermeras del piso, quienes se asegurarán que se cumplan las indicaciones consignadas por el cirujano.
Su familia podrá entrar a la habitación, aunque no es conveniente la presencia de muchas personas.
Los medicamentos necesarios serán administrados por medio del suero, a fin de no necesitar inyecciones intramusculares.
Es posible que tenga una sonda que pasa por la nariz y llega al estómago y que resulta bastante molesta. La misma será retirada luego de varias horas.

Los primeros días que siguen a la cirugía usted puede experimentar congestión nasal o molestias en la garganta debido a la intubación anestésica. Estas no son significativas y pueden ser controladas con medicamentos.
Para que se produzca la cicatrización, sus maxilares pueden quedar fijados con aparatolgía rígida y usted estar con la boca libre de movimientos desde el principio.
En otras ocasiones, los dientes superiores e inferiores deben quedar fijados entre sf de manera de inmovilizar los maxilares reposicionados. Esta fijación, impedirá que usted abra la boca, y puede ser mantenida desde 5 días hasta que finalice el período de cicatrización. La decisión de qué sistema de fijación utilizar depende de la técnica, y ésta depende de una serie de condiciones anatómicas, funcionales, etc. que Ud. puede consultar con el cirujano.

Su respiración no se verá entorpecida por la fijación intermaxilar. Las náuseas se previenen por la medicación que recibe por el suero.

Mientras se encuentre con los dientes fijados entre sí, podrá consumir la misma dieta de su familia pero en forma licuada. No es necesaria la extracción de piezas dentarias para recibir alimentos.

Durante ese período puede perder peso, el cuál será rápidamente recuperado luego de que se elimine la fijación. La primera semana luego de la cirugía su dieta es muy importante y a veces requiere de suplementos de vitaminas y minerales.

Luego de la cirugía podrá estar internado uno o más días. Comenzará a inflamarse la cara, hasta llegar a un máximo a las 48 horas.
Normalmente esa inflamación importante desaparece dentro entre los 7 a 15 días. Los labios pueden presentar lastimaduras que son debidas a la separación de los tejidos, curando perfectamente en los primeros días. En ciertas ocasiones el labio puede permanecer anestesiado. Esto es debido a que ciertas técnicas implican el trabajo en la zona de emergencia del nervio sensitivo que lo inerva. No se requiere medicación para que el mismo se recupere. Su movilidad será normal en todo momento.
El fumar produce además de daño a su salud, y a la de sus vecinos, un importante retardo en los procesos de cicatrización. Deben evitarse las actividades que requieran de esfuerzos durante las primeras semanas.

6Durante la Cicatrización
Luego de haber sido dado de alta del sanatorio, podrá reintegrarse a su trabajo (o al colegio) tan pronto como usted se sienta con ganas de hacerlo, la mayoría de las personas operadas lo hace dentro de las dos semanas.

Su apariencia puede haber cambiado como consecuencia del reposicionamiento de sus maxilares y de la inflamación asociada, así que debe estar preparado para que sus familiares y amigos se sorprendan. No se preocupe que no lleva mucho tiempo acostumbrarse a su nueva apariencia. Será reconocido en todos lados.

Deberá visitar al cirujano y al ortodoncista regularmente. Es muy importante que lo haga, ya que éstos seguirán de cerca el proceso de cicatrización y en su momento retirarán la aparatología de fijación que esté usando.
La fase de cicatrización inicial dura aproximadamente 6 semanas, pero el completo proceso de cicatrización toma de 9 a 12 meses.
Durante toda esta fase es imprescindible que mantenga la mejor higiene oral posible. Tanto el cirujano como el ortodoncista le pueden aconsejar en ese sentido y le pueden indicar ciertos aparatos que colaboran con el cepillado.
El ortodoncista puede comenzar la fase de tratamiento post quirúrgico dentro de las 4 a 8 semanas luego de la cirugfa. Es la “Ortodoncia de retoques finos”. En la mayoría de los casos los brackets son retirados entre los 3 y los 9 meses postoperatorios.

7Seguimiento
Finalizado el tratamiento, el cirujano y el ortodoncista lo continuarán controlando periódicamente a fin de asegurarse que los maxilares y dientes se hallan correctamente alineados.

8Honorarios por el Tratamiento
La cirugía ortognática constituye en nuestro país una “práctica no nomenclada”, y como tal, la mayoría de los sistemas de medicina pre-paga no la cubren. En algunos casos estos sistemas le brindarán la cobertura correspondiente a la internación y honorarios del monitorista.
De igual forma ocurre con el tratamiento ortodóncico, que habitualmente se encuentra cubierto hasta los 13 años y no en personas adultas.

Asegúrese de comprender el presupuesto de honorarios para cada etapa del tratamiento antes de comenzar con éste. Los mismos son independientes de los trámites que usted realice con su sistema de cobertura social y son su responsabilidad, no la de aquéllos.

9Conociendo Riesgos y Complicaciones
Como en todo procedimiento quirúrgico, pueden presentarse efectos colaterales y complicaciones que usted debe conocer. El cirujano le podrá responder acerca de los siguientes riesgos:

  • Inflamación es una reacción normal a todo procedimiento quirúrgico, y varía en su magnitud en forma individual y según el procedimiento utilizado. Esta comienza luego de la cirugía, alcanzando su máxima expresión a las 48-72 horas y manteniéndose durante la primera semana. Luego va disminuyendo hasta la tercera o cuarta semana.
  • Nauseas y Vómitos son complicaciones de la anestesia general pero ocurren con poca frecuencia. Como usted estará con dieta líquida, cualquier cosa que “entre”, puede “escapar” a través de los dientes aunque estos se encuentren fijados entre sí. La medicación que recibe en el quirófano incluye el control de las nauseas.
  • Dolor es de moderado a nulo luego de la cirugfa ortognática y es perfectamente controlado con medicamentos. Si los mismos persistieran puede comunicarse con el cirujano quién evaluará el cambio de la medicación.
  • Pequeña Hemorragia puede experimentarse en las primeras horas. La saliva permanecerá rosada el primer día, pudiendo incluso manchar la almohada por la noche. Esto se produce porque el mismo coágulo se disuelve en la saliva y no debe asustarse por ello. Cuando la cirugía incluye el maxilar superior, puede sangrar también por la nariz. Si por alguna extraña razón ocurriera un prolongado sangrado en su domicilio contáctese inmediatamente con el cirujano.
  • Pérdida o Alteración de la sensibilidad puede aparecer especialmente en la zona del labio inferior, dientes y/o lengua y corresponde al proceso de regeneración nerviosa. Puede experimentar en ese transcurso sensaciones de calor y picazón. Normalmente la sensibilidad se recupera completamente dentro de los 6 meses. Sin embargo, algunas personas pueden permanecer con las sensaciones alteradas especialmente en la zona mentoniana.
  • Infección es un riesgo potencial que sigue a cualquier procedimiento quirúrgico, y si esta ocurre, es tratada usualmente con antibióticos.
    Si habiendo sido dado de alta comenzara con fiebre, dolor, supuración, contáctese con el cirujano inmediatamente.
  • Lesiones de los dientes adyacentes, y raíces, despegamiento de puentes o coronas no son frecuentes pero pueden ocurrir y requerirán de tratamientos adicionales.
  • Recidiva hacia una posición de los maxilares no deseada es extremadamente rara en cirugía ortognática, pero puede ocurrir y en ese caso deberá ser tratada.
  • Persistente Limitación del Rango de Movimientos mandibulares, masticación y alguna dificultad en la fonación pueden aparecer luego de la cirugía ortognática. Los ejercicios lo ayudarán a mejorar esa condición.
  • Dolor de la Articulación Témporomandibular o anormal función de ésta pueden aparecer luego de la cirugía, a pesar que en general 12 los síntomas articulares mejoran al encontrarse las estructuras óseas en el sitio correcto. En caso de agravarse problemas existentes, los mismos requerirán de tratamiento.
  • Prolongada Recuperación o neumonía son condiciones raras pero potenciales riesgos de cualquier procedimiento quirúrgico realizado con anestesia general.

Ejemplo del cambio estético producido por medio de la cirugía ortognática.