Tratamiento de los Desordenes Temporo Mandibulares

Los desórdenes de la Articulación témporo mandibular son problemas relacionados a un complejo sistema en el que intervienen diferentes partes anatómicas como son los músculos, las articulaciones y los dientes. Los síntomas clínicos que afectan a estos pacientes son dolores o cansancio a nivel muscular, craneal y cervical, dolores a nivel articular, dificultades en la apertura bucal, ruidos articulares, desgastes dentarios y apretamiento de los mismos.

Dándose cuenta que existe un problema:

  • Ha notado que aprieta o rachina sus dientes en forma diurna o nocturna.
  • Sufre dolores de cabeza en forma frecuente.
  • Se levanta con dolores dentarios o dolores de cabeza.
  • Hace ruidos en la articulación al abrir o cerrar la boca
  • Nota trabas o dificultad al abrir, cerrar su boca o al comer.
  • Ha tenido usted algún golpe o injuria a nivel cefálico o mandibular.
  • Tiene usted problemas con otras articulaciones.
  • Siente que muerde diferente.
  • Tiene sensibilidad dentaria, perdida o fractura de las piezas posteriores.

Síntomas clínicos generales:

  • Malestar o dolor en su mandíbula.
  • Desgaste de sus dientes e incomodidad al morder.
  • Dificultad para mover su mandibula fácil y suavemente.

¿Cómo se devuelve la armonía al sistema?

Las siguientes son las bases para lograrlo:

  • Entender cuál es el problema. Como trabaja el complejo y que rol juega cada parte del mismo.
  • Evaluación médica y dental. Esto también clarifica la causa de su desorden y en que estado se encuentra.
  • Programa de tratamiento. Es una patología que lleva tiempo tratarla e incluye muchas opciones.

Entender cuál es el problema.
Sus dos articulaciones, sus dientes y músculos forman un complejo, el cual tiene que funcionar en forma armónica al abrir y cerrar la boca, al comer, etc.

Los músculos trabajan sincrónicamente en todos los movimientos mandibulares. Cuando estos se sobrecargan, se puede romper la armonía del sistema.

Los dientes le dan estabilidad al sistema, absorbiendo y dispersando las fuerzas que en él se originan.

Dentro de la Articulación se encuentra un menisco o disco articular el cuál facilita el movimiento sin que las dos superficies óseas se pongan en contacto. Por detrás de éste se encuentra un tejido muy vascularizado e inervado, con alta sensibilidad, que provee al disco de sus nutrientes.

Los Ligamentos le dan estabilidad a la articulación.

¿Cómo se desarrollan estas alteraciones?

Algún problema en los componentes de la articulación puede desencadenar en cansancio, fatiga mandibular, dolores de cabeza, problemas en la apertura o cierre, ruidos mandibulares, o trabas articulares.

Contractura Muscular
El stress, el apretamiento dentario (el llamado Bruxismo), las malas posturas cervicales causan tensión muscular. Esta modifica a los músculos de la masticación, influyendo en la posición mandibular, en la articulación témporomandibular, y ejerciendo una mayor presión sobre los dientes.

Daño Articular
Los problemas articulares pueden originarse por traumatismos, bruxismo, o por falta de sincronización de movimiento del disco articular, pudiendo desarrollar a la larga procesos degenerativos. Otras situaciones, tales como anormal crecimiento mandibular también puede repercutir en la articulación.

Evaluación Médica Dental
La evaluación ayuda a resaltar las causas de su Desorden Témporomandibular y es el primer paso para planear un programa de tratamiento personalizado. Su historia médica y dental provee información acerca su salud en general revelando sus síntomas, su experiencia personal e indicios de sus posibles causas.

Examen Físico y Dental
Consiste en la detección de síntomas clínicos. Con técnicas de palpación muscular, auscultación de su articulación, y controles de los movimientos mandibulares.
El estudio dental ayuda a determinar posibles causas musculares, sintomatología de bruxismo, tipo de mordida etc.

Estudio Radiológico
Se hace fundamental este estudio para descartar algún tipo de patología de origen dentario y para comprobar el estado óseo de las superficies articulares.

Programa de Tratamiento
El objetivo es devolver la armonía a la articulación. Para ello el paciente debe entender que gran parte de su salud depende de él mismo ya que las primeras indicaciones dadas son de total practica de autotratamiento.

Los tratamientos de la A.T.M. son muy variados y se indican de acuerdo a la patología presente.. Los mismos pueden incluir el uso de relajantes musculares, fisioterapia de la zona, el uso de placas de mordida nocturna de variado diseño, y a veces la cirugía articular.

Para determinar cuál de ellos puede ser de su beneficio, muchas veces será necesaria la realización de estudios de imágenes tales como tomografías computadas o resonancias magnéticas.

Recuerde que la forma en que fueron tratados sus amigos o familiares no significa que ésta pueda se efectiva en su caso.