Instructivo PreOperatorio

Su presencia en este consultorio se debe a que su odontólogo o médico lo han derivado para la realización de un procedimiento quirúrgico.

La cirugía y traumatología bucomáxilofacial se encarga del tratamiento de las anomalías que tienen que ver con las piezas dentarias, los maxilares y los órganos que limitan la cavidad bucal e integran su función.

Toda cirugía, aún la más simple, puede presentar complicaciones o no estar indicada cuando existen afecciones de orden general, físicas o psíquicas. A esto se agrega la posibilidad de que la anestesia interactúe con alguna droga que pueda estar utilizando.

Si bien la mayoría de las intervenciones pueden realizarse en este consultorio con anestesia local, en algunos casos puede ser necesario la utilización de anestesia general. De igual manera es posible que el procedimiento requiera del monitoreo cardiovasculár. En estos casos será necesario concurrir (aún en forma ambulatoria) a un sanatorio. Si este fuera su caso, se le explicarán los motivos.

Debe tener en cuenta que no todos los organismos son iguales, y por lo tanto no todas las piezas dentarias lo son, por lo que es necesario tener una consulta previa para evaluar la necesidad de algún instrumento ,y/o estudio radiográfico especial, que ayuden a prevenir complicaciones.

Por otra parte, algunas enfermedades (aunque sufridas tiempo atrás), pueden requerir la administración o modificación de ciertos medicamentos.

El día de la intervención, puede realizar su trabajo habitual. Evite el ayuno (excepto si va a ser operado con anestesia general).

No es necesario que concurra acompañado por toda la familia. El procedimiento a realizar tampoco le va a impedir conducir un automóvil.

Tenga en cuenta que es esencial presentarse con las Rx, si es que están en su poder. Muchos procedimientos no pueden ser realizados sin la observación de las mismas. Si teme olvidarlas, por favor entréguelas en recepción para su archivo. Le serán devueltas a su pedido cuando no sean necesarias.

En ocasiones es necesario la administración de algún medicamento previo a la cirugía: Los antibióticos no son utilizados rutinariamente sino sólo cuando son realmente necesarios, y puede ocurrir que no se le indique ninguno. Si es así no se asombre por ello.

Todo procedimiento quirúrgico, por más pequeño que sea, requiere de la utilización de material esterilizado. Gran parte del mismo es descartable.

Los desechos de este material contaminado, se realizan en receptáculos especiales que son retirados semanalmente por una empresa contratada a tal fin, siendo incinerados de acuerdo a las normas enunciadas por la ley 24.051 (decreto 831/9). Todo instrumental no descartable, pasa por un proceso de descontaminación en glutaraldehído, lavado, secado y esterilizado en estufa a seco durante dos horas a 170 ºC o bien en autoclave con calor húmedo a 134°C/2 atmósferas de presión, según el tipo de material del cual se trate. Todas estas normas de bioseguridad son avaladas por la Organización Mundial de la Salud. La certificación de una correcta esterilización se obtiene mediante la utilización de testigos colorimétricos que viran de color cuando aquella ocurre, y periódicamente mediante los testigos biológicos analizados por laboratorios bacteriológicos de la Universidad de Buenos Aires.

Si lo desea, puede solicitar a la recepcionista la observación de la aparatología utilizada para estos procesos. Otros elementos son remitidos para su esterilización con óxido de etileno, proceso que demanda mayor tiempo para su reutilización.

Semanalmente, el equipo de profesionales que trabajan en estos consultorios se reúnen en ateneo para analizar todas las historias clínicas, radiografías, análisis, etc.

Todas las normas enumeradas anteriormente colaboran para que las complicaciones se acoten. Esto se refleja en el análisis estadístico de complicaciones anuales.

Si bien no podemos asegurarle su entrada al consultorio en forma puntual, la inmensa mayoría de las veces esto ocurre, cuando no, se debe a cornplicaciones no deseadas ni previsibles. A pesar de ello, rogamos su colaboración con la puntualidad para lograr una mejor atención.

No olvide que es imprescindible presentarse con sus radiografías.

De no poder concurrir a su turno rogamos avisar con 48 hs. de anticipación.